ASEPP

Noticias

← Otras noticias

La ley que (casi) permite a los psicólogos prescribir medicamentos

Miércoles, 8 de junio de 2016

Una coalición de especialistas liderada por la Asociación Médica Psiquiátrica de Hawaii (Estados Unidos) ha logrado bloquear una ley que iba a permitir a los psicólogos de dicho estado prescribir medicamentos a los pacientes.

Una larga lista de organizaciones profesionales se opuso a la medida con el argumento de que pondría en peligro la asistencia sanitaria segura y de calidad para los pacientes.

“Es un alivio que todo haya pasado, pero tenemos que adelantar trabajo porque la ley será replanteada y enero, cuando se someterá de nuevo a votación, está a la vuelta de la esquina”, ha declarado Julienne Aulwes, presidenta de la HPMA (Hawaii Psychiatric Medical Association).

En esta ocasión, el acuerdo ha sido unánime entre las asociaciones profesionales, que han trabajado juntas para evitar que la ley fuera aprobada. Jeffrey Akaka, psiquiatra de Honolulu, decía al respecto: “Nadie puede hacer esto solo. Hemos formado un gran equipo de asociaciones médicas, pero también de consumidores y especialistas, para fomentar una relación de confianza con los legisladores”.

Según explican, esa relación se cultivó mediante la presentación de datos rigurosos sobre por qué la formación en Medicina es crucial para diagnosticar, tratar y monitorizar adecuadamente a las personas en terapia con psicotrópicos.

Los pacientes y sus familias, por su parte, expresaron su preocupación sobre un deterioro en la calidad asistencial si la ley se aprobaba.

Ha sido un largo camino, ya que el primer proyecto de ley sobre prescripción por parte de los psicólogos en Hawaii data de 1985. En 2014, 28 estados del país se habían planteado aprobar legislaciones similares. En Nuevo México (2002) y en Louisiana (2004) se aprobaron, así como en Illinois (2014), aunque en este caso aún no se ha aplicado debido a dificultades para implantar programas formativos previos que serían obligatorios para los psicólogos.

Tanto en Nuevo México como en Louisiana hay pacientes que han demandado a los psicólogos por daños presuntamente causados por esta medicación, y se han documentado casos en los que estos profesionales se han extralimitado y han prescrito medicamentos de otras áreas terapéuticas.