ASEPP

Noticias

← Otras noticias

El mito de la medicalización en depresión leve

Viernes, 8 de enero de 2016

La idea de que se prescriben antidepresivos en exceso está muy extendida. Se habla con frecuencia de una sociedad “medicalizada” bajo la noción de que se está recomendando a la población consumir fármacos para afrontar dificultades vitales que no cumplen el perfil de trastornos o, que de hacerlo, quizá podrían ser tratados con otras terapias. Para contribuir a un debate mejor informado, recientemente se han analizado los datos de prescripción de antidepresivos en casos de depresión leve. Los resultados de ese análisis acaban de darse a conocer en la revista Journal of Clinical Psychiatry.

Los autores han revisado las historias clínicas de cuatro grandes aseguradoras de salud identificando a pacientes mayores de 18 años y comparándolas con estudios anteriores sobre excesos en la prescripción. Entre los datos revisados se incluían nuevas prescripciones de antidepresivos y severidad de los síntomas de depresión.

Sobre una base de datos de casi 20.000 personas, se seleccionaron 7.051 casos en los que había datos fiables sobre severidad.

Según este trabajo, la proporción de personas que encajaban en un perfil de síntomas mínimos o leves al comenzar el tratamiento se incrementaba con la edad, desde un 11% en adultos de menos de 65 años hasta el 26% a partir de esa edad. También era ligeramente más elevada la proporción de personas cuyos síntomas eran mínimos o leves y residían en áreas más prósperas desde el punto de vista económico, y entre quienes acudieron a consultas de Psiquiatría. En cualquier caso, atendiendo a subgrupos definidos por sexo, etnia, prescriptor e historia, la proporción de personas con síntomas menores tratadas con antidepresivos no superó el 18%.

Con dichos datos en mano, este estudio sugiere que la prescripción de antidepresivos en la depresión leve no es tan común como se había planteado en otros trabajos, y los autores recuerdan que “en ocasiones puede ser apropiado desde el punto de vista clínico”, de forma que el exceso de prescripción no constituye, en contra de lo que se ha dicho, un problema de salud pública.

Referencia: J Clin Psychiatry 2015;76(12):1627–1632 10.4088/JCP.14m09162