ASEPP

Noticias

← Otras noticias

Emplear antipsicóticos en pacientes jóvenes sin incrementar el riesgo de diabetes

Miércoles, 20 de enero de 2016

Ante las dudas suscitadas al respecto, se ha llevado a cabo una revisión de la bibliografía que analiza la relación entre el empleo de antipsicóticos en pacientes jóvenes y el riesgo incrementado de diabetes tipo 2. La revisión indica que la diabetes es rara en esta población, con tasas de incidencia absoluta reducidas.

En el pasado, se había planteado la hipótesis de que existen mecanismos ligados a la medicación, como la elevación de los niveles de leptina sérica y de la resistencia a la insulina, que influían en el riesgo de diabetes en estos pacientes.

En cierta medida, este planteamiento fue cobrando fuerza a la vez que crecía la preocupación por la llamada “epidemia global” de diabetes, que empezó a arrojar proyecciones particularmente pesimistas hace poco más de una década, y respecto a la cual los pacientes de Psiquiatría se presentan como una población vulnerable. En cohortes específicas de pacientes, se llegó a observar un riesgo triplicado.

En el último meta-análisis al respecto se incluyeron 13 ensayos, con una población total de 185.105 jóvenes expuestos a este tipo de fármacos. Su edad media era de 14,1 años, y casi el 60% de ellos eran varones.

Aunque el riesgo acumulado de diabetes tipo 2 y su tasa de incidencia por paciente y año fueron 2,6 y tres veces mayores que los de los pacientes sanos del mismo grupo de edad, los incrementos eran menores al compararlos con pacientes psiquiátricos que no habían recibido tratamiento con antipsicóticos (2,1 y 1,8, respectivamente).

Los autores interpretaron que las conductas poco saludables y la exposición a otros medicamentos podrían contribuir al aumento de peso o la obesidad que se asocian con alteraciones metabólicas en general y con diabetes tipo 2.

REFERENCIAS

Diabetes Care. doi: 10.2337/diacare.26.5.1597

J Clin Psychiatry. 2004; 6(suppl 2): 8–13.

(JAMA Psych 2013 [doi:10.1001/jamapsychiatry.2013.2053

JAMA Psychiatry. doi:10.1001/jamapsychiatry.2015.2923